Buscando la explicación del voto a la derecha y su estupidez social

Opinión / Pensamientos

No voy a aceptar nunca que el “pueblo”, las multitudes, las masas humanas, actuando de forma masiva solo lleguen a conclusiones sin sentido o que en su defecto demuestren de forma colectiva su estupidez, porque cada célula individual ciudadana que conforma una agrupación de determinado número, puede esconder y generalmente sucede, una inteligencia deslumbrante, entonces lo que creo que ocurre con los grandes números de personas decidiendo juntas es una desmotivación del pensamiento y del intelecto lógico y racional ejecutado por un factor oculto.

Todo grupo social que se incline ante la mediocridad está condenado a un futuro de sometimiento, decadencia intelectual y pérdidas de valores éticos y morales. Inspirado en la típica frase “no queremos esta opción porque sea mejor, sino porque es la menos peor de todas”, pero se puede profundizar más aún con: “todos roban, pero los que yo elijo roban menos”. En cada una de estas respuestas hay un desprendimiento de responsabilidad, a mi parecer, esta forma de actuar y de exponer las decisiones dejan ver el funcionamiento constante e invisible de una maquinaria del agotamiento que ha logrado su objetivo.
Los puntos que podrían considerarse a la hora de comprender las acciones “estúpidas” llevadas a cabo por distintos sectores de la sociedad:

EGOÍSMO.


Una de las tantas conclusiones fáciles y rápidas de obtener es confirmar con los rasgos de la rutina y sus frustraciones, el egoísmo como poder de toma de decisiones en el ser humano. Desde mi punto de vista, si que hay y se puede sentir a diario un egoísmo dañino y con visos de maldad, pero no es en todas las personas que este tipo de característica se deja ver, pero incluso aquellos mas bondadosos comenten grandes errores a lo hora de decidir colectivamente, por eso creo que en este caso el egoísmo puede ser parte (uno de varios pilares si se quiere) de los errores de las “masas estúpidas” pero no creo que sea su principal condimento.

POSTURA TOMADA.


Esta es una de las claves más importantes y más influyentes en los intelectos sociales y que ha sido modificada de manera implícita y sin llamar la atención, el hecho de tomar una postura e identificarse con un sector de la sociedad, con sentirse parte de un movimiento superior y mas grande que uno mismo, es el co-protagonista de los causantes de tantos errores cometidos en la historia de los pueblos según mi forma de ver las cosas, en los últimos tiempos han acelerado muchísimo el objetivo de hacer de las políticas y los proyectos económicos de un país, un partido de fútbol, una moda y una tendencia. Si se analiza el fanatismo, aunque sea de modo superficial, ya se puede ver que las decisiones individuales y colectivas de la sociedad están, primeramente a favor del lado al que cada cual DESEA pertenecer y ser reconocido por ese sector, y en segunda instancia, se forma una postura totalmente en contra de aquello de lo que uno tal vez sea, pero de lo que quiere alejarse o negar al menos de forma conceptual aquello que en el fondo todos somos, sometidos obedientes y productivos. Hay un sector que se siente de “derecha” aunque por cuestiones cotidianas como la economía por ejemplo, jamás pueda serlo. El ocultismo del poder hizo que cada persona se suba a una ola ideológica de aceleración constante, donde todo lo que no pertenezca ni se encuentre dentro de la ola pasa a ser automáticamente un enemigo externo, una maldad proveniente desde el exterior peligrosa para la “ola” misma y para cada inocente individuo subido a ella, y no solo eso, además plantaron la creencia de que subirse a esa ola de pertenencia ideológica y partidaria va a permitirle a cada “asociado” lograr ser aquello que siempre olfateo pero nunca tuvo, y llegar a aquellos lugares que siempre soñó pero que sus ojos nunca vieron, el modelo de obtención de apoyo político es muy parecido a cualquier institución evangélica. Creer y defender para lograr salvarse, aunque cada vez se este un paso más cerca del abismo.

MAQUINARIA DEL AGOTAMIENTO.


Este es el punto clave, el argumento principal de porque las personas, actuando y decidiendo de manera colectiva comenten tantos errores, y es que si analizamos el tiempo día a día de un trabajador/a solo podemos ver de forma exhausta como la maquinaria del agotamiento, literalmente los arruina, y más en rutinas como la de Argentina y paises similares en su funcionamiento.
La persona normal, el trabajador promedio, luego de concluir su jornada laboral, es obvio que le es imposible poder instruirse de manera mínima al menos (me refiero a una instrucción política) y comprometerse socialmente con las causas y los sectores -de los que probablemente forme parte- mas afectados por las políticas nacionales y su constante amnesia; y es que es tan demoledora la rutina obligatoria para poder subsitir en la vida, que va generando un desgaste mental y físico con el pasar de los años con un objetivo final, que la capacidad de pensamiento y critica constante de quien se somete haya sido totalmente erradicada. Y además las promesas blancas realizadas por la casta política, van generando con el pasar de los años un descreimiento y el agotamiento ya mencionado.
Es decir, todo esta hecho -como si de magia se tratara- para que el ciudadano pierda su capacidad de análisis, y la mente del trabajador, convertida por los años en una masa gris con pocos sentidos y luces, no puede resistirse a dejarse llevar por las olas de los medios televisivos y radiales, ya que por su realidad el pensamiento le es esquivo, que mejor entonces que los serios y profesionales -y poco imparciales- periodistas de toda índole piensen por uno y también que mejor que decidan por uno. La decisión de cada persona hace tiempo que fue suplantada por las influencias de los sectores económicos dominantes, de esta manera, es obvio que la masa siempre va a llevar a cabo acciones ilógicas y ciertamente estúpidas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *