Opinión sobre: “Perón, el fetiche de las masas”

Argentina y su historia política, Opinión / Pensamientos, Personajes

Este libro me lo prestó un amigo, y aunque el título me fue esquivo por su mensaje y su definición al verlo, me embarqué en su lectura, y quedé sorprendido por la cantidad de documentación con la cual Márquez – autor del libro – expone los hechos de un pasado que hasta hoy sigue moldeando nuestros ideales y también moldeando los errores de nuestro país y sociedad.
Sabía bien que Perón siempre había sido un cobarde, pero este punto de vista propio era bastante superficial y si bien estaba fundamentado por una variedad de argumentos algo superfluos nunca pensé a que nivel de cobardía se manejaba en sus días el extinto general tan aclamado en su tiempo como en el presente. Mediante hechos y documentación que fundamente los mismos Márquez te va mostrando actos aberrantes realizados por el primer gobierno peronista en la historia, para nombrar algunos: posesión por parte del estado de todos los medios críticos importantes y cierre y persecución de medios de menor importancia pero críticos hacia el gobierno, también el despilfarro masivo del tesoro nacional, el encarcelamiento de cuanto opositor se atreviera a gritar públicamente su descontento, la proscripción de alianzas políticas opositoras en las elecciones y miles de cosas mas.
Con el correr de las páginas del mismo uno va conociendo datos ocultos adrede por la historia y sus narradores, y en su lectura se empieza a ver la incapacidad total de Perón y también las faltas morales y éticas de su personalidad ya que la misma, no tenía postura ni ideal sino que se asemejaba a un conglomerado de puertas oportunas que se abrían y cerraban según vaya conviniendo con el pasar del tiempo, es decir, si a Perón le servía juntarse con la izquierda, lo hacía y luego la mandaba a aniquilar -que de hecho fue lo que hizo-, también si el capital exterior era requerido se arrodillaba y buscaba desesperadamente el mismo, aunque luego, en el palco de la rosada despotricara en contra del imperialismo y el capitalismo; el libro expone las propias palabras de Perón jactándose de la inexistente “tercera posición política” que traducida según mi reflexión sería la siguiente: “ponerse en la postura y brindar el apoyo a aquella causa o persona de la que estemos necesitando, luego si ya no nos hace falta, descartarla y si es necesario enemistarnos con la causa/persona”, traiciones de un traidor que dejó tal maniobra tan pegada en la piel de sus seguidores que semejantes traiciones entre peronistas siguen sucediendo al día de la fecha.

HECHOS QUE DESCONOCÍA.


Perón y Nelly Rivas.

Las nenas de Perón y Nelly Rivas: en el ultimo año de su gobierno, Perón y su cúpula intentaban formar un movimiento juvenil, y en la quinta de Olivos se podían reunir las jóvenes, y solo las jóvenes ya que los chicos no eran aceptados en la quinta aunque si en el movimiento; en esas reuniones que hoy en día escandalizarían al mundo entero, Perón conoció a Nelly Rivas de 14 años de edad -y él 58 en ese entonces- con la cual mantuvo una relación pública y privada.

Nelly Rivas

Perón y Mussolini: el dictador italiano era el ejemplo a seguir de Perón y era por quien mantenía una admiración total sobre la conducción de las masas y la obediencia y adulación al “líder” de la nación.

Podría seguir explayándome sobre el libro, su contenido y su documentación, pero para no hacer este post tan largo y para que el mismo no corra el riesgo de convertirse en un mal resumen dejaré el tema aquí.

Solo añadiré que la narración de los hechos esta muy bien lograda, y aunque hay pequeños momentos en donde puede presentarse la impresión de que la lectura del mismo es pesada, logra Márquez desvanecer rápidamente tal impresión.
El punto de vista del autor: Márquez no es neutral al hablar de Perón ni mucho menos y lo hace desde una postura liberal, ahora las críticas van en ambos lados (izquierda, derecha, centro, y demás) pero el mismo es mucho mas despectivo a la hora de elegir las palabras al referirse críticamente hacia una postura diferente a la suya, y generalmente cuando critica aquello que mas se acerca a su ideal, por mas dura que sea su crítica hacia su propio lado, nunca utiliza palabras despectivas en la misma.

¿Has leído el libro? deja tu opinión en los comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *